La ciberseguridad en el ecommerce se ha convertido en un elemento clave para el éxito de toda tienda online. ¿Sabe por qué? Seguro que cada año lee o ve en televisión noticias y artículos que hablan de la fiabilidad de un comercio digital. Uno de los consejos que se dan a los usuarios de forma común es que no confíen en aquellos que no tengan optimizada la seguridad o que generen dudas. Y el suyo, ¿está optimizado en este sentido?  

¿Por qué hay que reforzar la ciberseguridad en el ecommerce?

Según datos de SleekNote, durante el año 2019 el comercio electrónico facturó unos 1655 billones de euros en todo el mundo. En un planeta donde la globalización es una realidad, se espera que para 2023 esta cifra roce los 2300 billones de euros.

¿Qué queremos decir con esto? Que la ciberseguridad del ecommerce es necesaria porque el comercio online es una realidad que no deja de crecer. Dado que el comprador se fija mucho en el tipo de negocio por el que se decantará y tiene consciencia de que ha de ser muy seguro para evitar problemas, robos y hackeos malintencionados, todo emprendedor o dueño de una tienda electrónica ha de confirmar que la compra será segura al 100%, sin fisuras.  

 

Por qué apostar por la seguridad de toda tienda online

Consideramos que ha quedado notablemente demostrada la necesidad de una apuesta decidida por la ciberseguridad de todo comercio online. Es la forma correcta de evitar fraudes, phising, ciberataques y demás.

Además, como especialistas en ciberseguridad, debemos añadir que, por medio de una correcta planificación, podemos centrar la defensa de toda tienda online en tres parámetros básicos:

  • Adaptación. Se personaliza según la especificación necesaria de cada cliente.
  • Automatización. Garantizando la mejora continua en la seguridad.
  • Valoración. En tiempo real para detectar los riesgos cuanto antes.

 

Los beneficios

Como es lógico, implantar medidas adecuadas de ciberseguridad en un ecommerce incorporará una serie de beneficios muy claros y, además, necesarios hoy en día. Apunta los más importantes:

  • El primero y más obvio, la reducción del riesgo ante posibles ataques. Así se evita ser víctima de un fraude.
  • También se evitan las posibles sanciones. Todo ecommerce debe cumplir con las normativas y leyes nacionales y europeas que se aplican en el entorno virtual.
  • La ciberseguridad permite que se puedan descubrir las vulnerabilidades de un site. Luego, se adoptarán las medidas necesarias para que desaparezcan o, en su defecto, se mitiguen.
  • Se ofrece una experiencia de compra óptima al usuario. Si pueden adquirir sus productos y servicios en un medio seguro, crece el reconocimiento de marca y la confianza en el ecommerce.
  • Se recomienda un plan de continuidad. Es decir, el ecommerce debe contar con un servicio que garantiza la seguridad y el funcionamiento constante del site sin que exista incidencia alguna que entorpezca la experiencia de compra y el buen proceder de la tienda online.

Después de una auditoría web, todo experto puede encontrar las posibles debilidades y vulnerabilidades de un ecommerce. Así pues, lo primero será actuar sobre los problemas más inminentes. Luego, se preparará un plan de protección completo y, finalmente, se hará todo lo necesario para que la tienda online cumpla con los lineamientos exigidos por el Reglamento General de Protección de Datos, la LSSICE y la Ley de Cookies.

Deseamos que esta información le haya concienciado sobre la importancia de la ciberseguridad en el ecommerce. Si necesita saber más, póngase en contacto con el equipo de TK Analytics clicando aquí. Somos especialistas experimentados.