El 33% de los negocios españoles poseen especialistas que actualizan y cuidan sus equipos y sistemas técnicos

 

El tejido empresarial de la Unión Europea (UE) está compuesto en la actualidad por unos 26 millones de negocios activos. La relevancia de España es destacable en este ámbito, dado que sustenta el tercer puesto con mayor número de empresas. Existen alrededor de 3,3 millones de corporaciones españolas, según el informe más reciente (en 2018) de la oficina de estadística europea, Eurostat. No obstante, tan solo un tercio de las compañías cuenta con personal cualificado para llevar a cabo el mantenimiento informático.

POSTcompetente en su plantilla. Es decir que la mayoría de los negocios españoles (el 67% restante) recurren a especialistas externos, en caso de encontrarse con dificultades informáticas. El mayor inconveniente para la compañía en este contexto surge al tardar en identificar estos pequeños errores, porque se vuelven casos graves o urgentes para cuando se reconocen. En estas ocasiones, los empresarios toman conciencia de la importancia del mantenimiento, pero ya es demasiado tarde. Y, en consecuencia, una insignificante dificultad se convierte en un error fatal y los costes para solucionarlo se disparan.

Los equipos y sistemas dañados son un coste evitable para las compañías

Asimismo, el coste adicional que supone la reparación de un fallo grave, en vez de uno minúsculo; no es la única carga económica para la empresa. El incorrecto funcionamiento de un equipo supone también una sustancial pérdida de tiempo y dinero. Durante el periodo de reparación, el personal del negocio desempeñará sus funciones de forma diferente a la que acostumbran, más lenta y, en muchas ocasiones, incluso, no podrán realizar sus tareas.

Algunas vulnerabilidades en los sistemas informáticos pueden poner en riesgo la seguridad del negocio, acrecentando los gastos y el periodo de saneamiento del equipo. Cualquier tipo de protección, que carezca de la supervisión adecuada por parte de personal técnico, estará falta de actualizaciones y quedará obsoleta. Esto supondrá una pérdida de la inversión, pues no supondrá una eficaz barrera para los ataques de los ciberdelincuentes.

Contratar un buen servicio de mantenimiento informático permite economizar

El hecho de contratar a un buen servicio, que actualice y proteja el hardware y el software, permite a los negocios ahorra en costes. El objetivo principal del mantenimiento informático es solucionar y garantizar el correcto funcionamiento del equipo y de los sistemas, garantizando así su eficacia y rentabilizando su vida útil.

A la hora de solicitar estos servicios, se ha de tener en cuenta todas las ventajas que el mantenimiento informático ofrece, confiar en la empresa que los gestione adecuadamente y que proporcione total seguridad. Con TK Analytics todos sus servicios de mantenimiento informático estarán garantizados y operativos las